Afa Rioja construirá un pionero centro de día y residencia en la parcela de Riobajero

La Asociación de Familiares de Enfermos de Alzheimer construirá en esta parcela dotacional del Ayuntamiento de Logroño, ubicada en Valdegastea, un centro residencial, de día y de talleres.

La Asociación de Familiares de Enfermos de Alzheimer y otras demencias de La Rioja lleva desde 1993 mejorando la calidad de vida de los enfermos de Alzheimer y de sus familias. Esta labor que la viene desarrollando desde un local cedido por el Ayuntamiento de Logroño en la calle Menéndez Pelayo necesita más espacio y pasará, en un plazo no superior a 3 años, a la parcela de Riobajero en Valdegastea.

Afa Rioja ha llegado a un acuerdo con el Consistorio para construir un nuevo centro de día, talleres y residencia en esta parcela dotacional entre la calle Fuenmayor y Portillejo, que según ha señalado esta mañana el concejal de Desarrollo Urbano, Miguel Gómez Ijalba, "es un gran proyecto para toda la ciudad".

Según ha destacado el edil, este centro será pionero en España en el tratamiento de enfermos y familiares de alzheimer, puesto que sólo hay otro similar en Salamanca. Afa Rioja invertirá 2 millones de euros y generará hasta 41 puestos de trabajo: 9 empleados para los talleres -4 terapeutas, 1 fisio, 1 conductor, 1 persona de limpieza y un auxiliar-; 8 para el centro de día -2 terapeutas, 1 fisio, 4 auxiliares y 1 enfermera-; 20 empleos para la residencia -2 médicos, 4 enfermeras y 14 auxiliares de enfermería-; 2 personas para dirección y administración, y 2 empleos más para apoyo a familias -1 trabajador social y 1 psicólogo-.

EN CENTRO PIONERO

La intención de la asociación es generar nuevas actividades, continuar con los talleres de intervención cognitiva, con unas 20 personas por taller; un centro de día para 25 enfermos, con personal técnico y una residencia especializada, con 25 plazas, y otro programa de apoyo para unas otras 40 familias.

La parcela dotacional municipal, situada en la esquina de la calle Fuenmayor con Portillejo, tiene una edificabilidad máxima de 2.000 metros cuadrados que se repartirá en planta baja más tres alturas aprovechando el erreno en pendiente, se construirá en tres fases.

Según ha explicado Ijalba, en la primera fase, que se hará en un máximo de dos años, con una inversión de un millón de euros, constará de planta baja y un primer nivel. Con 477 metros en la planta baja y 200 metros en el primer piso, se harán en estos espacios los garajes adaptados y la zona de talleres.

En la segunda fase, que se prevé desarrollar en el año inmediato, se centrará en la segunda altura, que, con una inversión de 500.000 euros, será para el centro de día. Y en la tercera y última fase se construirá la tercera altura, al año siguiente de la fase anterior, para la construcción de la residencia con una inversión prevista de 500.000 euros.

Volver a noticias