«La familia acaba necesitando más cuidado que el enfermo»

Sanidad ha concedido 398.000 euros para adecuar un local cedido por el Ayuntamiento que podría estar operativo antes del próximo junio.

05.12.09 - 01:17 - C. NEVOT

Ana Ayensa - Asociación Familiares de Enfermos de Alzheimer

El Gobierno central acaba de destinar 398.000 euros a la Asociación de Familiares de Enfermos de Alzheimer (AFA-Rioja). Una cantidad que ya tiene destino: acondicionar un local cedido por el Ayuntamiento a este colectivo para mejorar la atención y ampliar el número de usuarios.

- ¿Se solventan así los problemas de la asociación?

- Ahora estamos en unos locales alquilados que no son los más adecuados para desarrollar la actividad. A principios de año el Ayuntamiento de Logroño nos cedió unos locales de más de 300 metros cuadrados en la calle Menéndez Pelayo, esquina con Somosierra. El problema era que había que buscar fondos para adecuarlo.

- Antes estaban en la calle San José de Calasanz, ¿qué ocurrió?

- La asociación ha estado desde 1995 hasta el año pasado en esa calle. En principio compartimos el edificio con el Inserso, hasta las transferencias. Luego continuamos a través de un convenio con la Comunidad Autónoma. Pero el año pasado sacó a concurso su gestión y se la dio a la empresa privada.

- ¿Cómo digirieron esta decisión?

- Muy mal, porque llevábamos quince años. Habíamos hecho obras por nuestra cuenta, habíamos amueblado y nos quedamos sin nada. Nos preocupó que la gestión del centro fuera de personas mayores y no de enfermos de alzheimer. Por eso, estuvimos haciendo unas marchas de protesta. Queríamos que se asegurase que siguiera siendo un centro de alzheimer.

- ¿Y qué van a hacer con los 398.000 euros?

- Se ampliará el número de usuarios. Ahora tenemos demanda y lista de espera y a partir de ahora, cuando hagamos las obras en el local cedido por el Ayuntamiento, haremos otro tercer taller que se sumará a los dos que tenemos en la actualidad.

- ¿Qué tipo de atención requieren estos usuarios?

- Los talleres están dirigidos a los enfermos en sus fases iniciales. Son talleres de estimulación cognitiva porque, como no hay tratamiento, lo único que hace frenar el avance de la enfermedad es esto junto con la medicación.

- ¿Atienden a las familias?

- Sí, hay programas para la familia, que es la que más sufre la situación. Termina necesitando más cuidados el propio cuidador, sobre todo cuando es un cuidador principal, que el enfermo.

Volver a noticias