La epidemia del siglo XXI

Las Jornadas sobre demencia tipo alzheimer apuestan por dar a conocer una enfermedad que afecta a unas 4.500 personas en La Rioja

25.11.09 - 02:46 - JUAN CARLOS PEINADO

No tiene dudas. La coordinadora de programas de la Asociación de Familiares de Enfermos de Alzheimer de La Rioja (AFA Rioja), Esperanza Moraga, habla de «la epidemia del siglo XXI». Afirma que afecta a unas 4.500 personas en La Rioja. En este contexto, considera clave dar a conocer esta enfermedad. Ese es, precisamente, el objetivo de la decimonovena edición de las Jornadas sobre demencia tipo alzheimer. El ciclo fue inaugurado ayer en el centro cultural Caja Rioja-Gran Vía de Logroño.

Una cuestión previa. ¿Qué es el alzheimer? Responde Moraga: «una enfermedad neurológica progresiva e irreversible». Puntualiza que «ataca al cerebro, deteriora la memoria y produce alteraciones en el comportamiento del afectado». El paciente, a medida que avanza la enfermedad, pierde toda autonomía. Afecta, en general, a personas con edades superiores a los 65 años. No son extraños, sin embargo, diagnósticos a otras edades más tempranas.

Los cuidadores

Las jornadas, promovidas por AFA Rioja, están dirigidas a familiares de afectados, profesionales y, en general, cualquier interesado en saber más sobre alzheimer. Moraga afirma que hay aún personas que no conocen esta enfermedad. El programa incluye tres conferencias. La primera, pronunciada ayer, abordó los problemas de estrés en cuidadores principales de enfermos de alzheimer. Corrió a cargo de Guadalupe Manzano, licenciada en Psicología y profesora de la Universidad de La Rioja.

Moraga, a modo de introducción a la conferencia, apuntó que un enfermo de alzheimer «exige atención 36 horas al día». No es extraño, por tanto, hablar de estrés o sobrecarga en cuidadores, que suelen ser familiares del paciente. La ponente define el estrés como la tensión generada «cuando las demandas del enfermo superan lo que el cuidador puede ofrecer». En esta línea, planteó en la conferencia una serie de estrategias eficaces contra el estrés.

Destacó además la necesidad imperiosa de que «el cuidador se cuide a sí mismo para poder cuidar». En este ámbito, afirmó que «es habitual la renuncia a componentes personales» por parte de las personas encargadas del cuidado de los afectados de alzheimer. Esta actitud, a su juicio, es perjudicial. Señaló, por ello, la importancia de buscar soluciones que puedan aportar un respiro o un alivio. Habló de apoyo social, relaciones interpersonales, centros de día e incluso de sistemas de trueque como el banco de tiempo.

El programa

Las Jornadas sobre demencia tipo alzheimer proseguirán esta tarde. El enfermero Javier Soldevilla abordará los cuidados preventivos de las úlceras por presión. La cita será a las 20.00 horas en el centro cultural Caja Rioja-Gran Vía. La tercera y última conferencia será pronunciada el viernes 4 de diciembre por Pablo Martínez Lage, coordinador del Grupo de Estudio de Neurología de la Conducta y Demencias de la Sociedad Española de Neurología. La ponencia versará sobre las novedades en la investigación del alzheimer.

Volver a noticias