Más de doscientas personas protestan por la situación de los enfermos de Alzheimer

Reclaman que AFA-Rioja siga gestionando el centro de día o que éste atienda sólo a pacientes con esta enfermedad Criticaron al Gobierno regional y a Sanz por no escucharles.

24.01.08 - J. C. B.

Más de doscientas personas se concentraron en la tarde-noche de ayer frente al Palacio de Gobierno regional en señal de protesta por la situación que viven los enfermos de Alzheimer. La convocatoria procedía de la Asociación de Familiares de Enfermos de Alzheimer (AFA-Rioja), que durante doce años ha gestionado el centro de día especializado en esta enfermedad ubicado en la calle San José de Calasanz de Logroño pero que ahora ve cómo esa función la desempeñará una empresa privada.

De ahí sus reivindicaciones para que esos servicios que se ofrecen a familiares y enfermos no pasen a manos privadas o, al menos, para que el centro «sea específicamente para enfermos de Alzheimer», reclamó la presidenta de AFA-Rioja, Ana María Ayensa. Porque se temen en la asociación que «ahora cuando la dependencia es un negocio, el Gobierno de La Rioja pretende reconvertir el centro de día especializado en Alzheimer en uno para personas mayores».

'No hagáis negocio con nuestros enfermos', 'Ley de Dependencia de calidad, centro de Alzheimer y nada más', 'Queremos respuestas ya', 'Con nuestros enfermos, ¿qué va a pasar?' o 'A hacerse la foto, que venga Sanz' fueron algunas frases coreadas.

En la concentración también participaron familiares de enfermos ingresados en la residencia 'El Sol', en Pradoviejo, que a su vez reclamaron mayor implicación por parte del Ejecutivo regional para que se mejoren las condiciones y haya más personal que atienda a las personas que allí residen (96). Exigieron, asimismo, que sea un centro de gestión exclusivamente pública.

Cada miércoles

«¿Qué va a pasar con nuestros enfermos y sus familias? Venimos haciendo una labor imprescindible. Somos una asociación sin ánimo de lucro con 500 socios. Todos lo sabemos menos el Gobierno», prosiguió Ayensa, que emplazó a los asistentes -que cortaron el tráfico en un tramo de Vara de Rey media hora- a otra concentración el próximo miércoles en el mismo lugar. «Seguiremos así hasta que nos den una solución», comentaban los familiares.

A la cita de ayer acudieron, entre otros, los socialistas Francisco Martínez Aldama, Pilar Criado o Inmaculada Ortega; el regionalista Rubén Gil; o el secretario de UGT, Javier Granda.

Volver a noticias