Beneficios de la siesta vespertina si superas los 60 años

La esperanza de vida más larga y los cambios neurodegenerativos asociados que la acompañan aumentan la posibilidad de demencia, con alrededor de 1 de cada 10 personas mayores de 65 años afectadas en el mundo desarrollado. A medida que las personas envejecen, sus patrones de sueño cambian y las siestas de la tarde se vuelven más frecuentes.

Pero la investigación publicada hasta la fecha no ha llegado a ningún consenso sobre si las siestas de la tarde podrían ayudar a evitar el deterioro cognitivo y la demencia en las personas mayores o si podrían ser un síntoma de demencia. Dormir habitualmente la siesta por la tarde en personas mayores de 60 años puede estar relacionado con una mayor agilidad mental, según sugiere una investigación publicada en la revista online ‘General Psychiatry’.

La siesta proporciona una mejor conciencia de ubicación, fluidez verbal y memoria de trabajo

El doctor Lin Sun, del Centro de Enfermedad de Alzheimer y Trastornos Relacionados, en el Centro de Salud Mental de Shanghai, y de la Facultad de Medicina de la Universidad Jiao Tong, y su equipo exploraron esto más a fondo en 2.214 personas aparentemente sanas de al menos 60 años y residentes en varias ciudades grandes de China, incluidas Pekín, Shanghai y Xian.

Más información: Infosalus